junio 25, 2014

La producción crece, los precios se hacen esperar y ya vendemos más en los países terceros que en la UE

La actividad siderúrgica española continúa con el lento proceso de recuperación de las coladas que inició a mediados del pasado año. Sin embargo, la reactivación de las producciones está a la espera de que los precios inicien un comportamiento similar, circunstancias que todavía no se han producido por la fuerte presión de la oferta sobre la demanda, sobre todo en el mercado interior y en el segmento de los productos dirigidos al sector de la construcción.

En este sentido, los datos ofrecidos por la patronal siderúrgica Unesid confirman que la producción de las acerías españolas cerró el primer trimestre de este año con un total de 3.636 millones de toneladas. Este dato es superior en un 3,3% a la producción homologable del año anterior aunque todavía está un 16,7% por debajo de las coladas logradas en el primer trimestre de 2011. Además, la estadística recién presentada por Unesid aporta varios datos que mejoran otras contabilidades de anterior fecha.

En primer lugar, cabe señalar que la bonanza ya afecta a todas las calidades de los aceros dado que el segmento de los productos al carbono (construcción) crecen un 3,4% interanual a la vez que los aceros aleados lo hacen en un 2,9% y los inoxidables elevan su producción en un 2%. Desde el lado de las entregas, también hay buenas noticias ya que crecen un 8,8% interanual aunque, en línea con lo dicho al principio, las expediciones al mercado local todavía caen un 0,4%. Otra novedad de la estadística viene del lado del comercio exterior ya que, por primera vez, nuestras exportaciones a los países terceros superan las ventas de la siderurgia española a los países que componen la Unión Europea. Ello muestra que la recuperación europea camina despacio aunque parece que segura.

Por el lado contrario, los datos negativos los aporta la estadística sobre la evolución de los precios. En este orden, hay que decir que, según pone de manifiesto la patronal Confemetal, el precio de los perfiles estructurales cerró el pasado mes de abril siendo un 20,5% más bajos que los que se marcaban  en 2011, a la vez que los precios de la barra corrugada eran un 17,7% peores que los del cierre  de 2012. La nota positiva la traen los valores alcanzados por los perfiles comerciales cuyo nivel de abril estaba un 14,1% por encima de lo marcado en 2011.

En definitiva, sin precios no hay margen, y sin margen no habrá inversiones en mucho tiempo ya que, además, la capacidad de las fábricas ronda el 75%, un nivel muy bajo.

Noticia extraída del periódico Empresa XXI, nº 668. Autor: José Ramón Rodríguez.

Deja tu comentario:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web. ACEPTAR

Aviso de cookies